Crítica de "[REC]3: Génesis"

Más servicios

Noticia

Crítica de "[REC]3: Génesis"

Crítica de

Estoy absolutamente convencido de que no soy el único que se deja en el maletero del coche una bolsa de Adidas con una motosierra, un hacha de mano, un Black and Decker y un cuchillo carnicero cada vez que acude a una boda castiza. Que la cosa, ya de por sí, da mucho canguelo. Que el pifostio mercantil-sentimental suele ser de aúpa y la gente termina haciendo cosas muy raras. ¿O es que en circunstancias normales os iríais a echar un mus con el tíoabuelo viejuno alcoholizado, unas copas con la panda de mongoloides "amigos del novio" o un rato de calceta con la brujil madre de la novia? Pues ya sabemos cómo va todo eso cuando se suma al universo atrezzístico habitual: corbatas en la cabeza, Paquito el Chocolatero, tarta cortada con mandoble renacentista, puro y peladillas, zombis, servilletas al aire, que se besen, de tornillo.O sea, pura fobia cañí que le sirve como marco casposo a un Paco Plaza que coge la antorcha en solitario, se ventila él solito una (especie de) precuela de [REC] y, claro, barre para casa.

Que los preceptos son los que son y esto se prometía una nueva pirueta respecto a la saga zombi hispana para el XXI por antonomasia: empieza ciñéndose al formato (sólo imágenes "reales") y aplica bulldozer a ese subpanorama audiovisual de generación espontánea en el que champiñones con cámara brotan en cuanto alguien dice "nos casamos". Y cuando más o menos se ha cargado -figuradamente- a todo el mundo -familiares y amigos, pero especialmente los abyectos montadores de "vídeos de boda"- entonces finiquita el número, da un giro a su opción estilística y, muy consciente de que el chiste no se puede alargar más, empieza otra peli distinta. Una ficción que no debería serlo: el realizador desplaza la credibilidad del espectador desde la excusa ya insostenible del found footage a la omnipresencia de la cámara en el cine tradicional.

Leer más sobre Crítica de "[REC]3: Génesis"


Otras Noticias de Cine

La Aventura

La Aventura

Una de las películas más tristes de la historia del cine no tiene muertos ni desgracias ni enfermedades....

La Falsa Medida Del Hombre (1981), De Stephen Jay Gould. Contra El Fuste Torcido De La Humanidad.

La Falsa Medida Del Hombre (1981), De Stephen Jay Gould. Contra El Fuste Torcido De La Humanidad.

"Si la miseria de nuestros pobres no es causada por las leyes de la naturaleza sino por nuestras...

Películas que te llegan al corazón

Películas que te llegan al corazón

Hola a todos,

?ltimamente he estado pensando en qu? pel?culas ver que no sean "da?inas"...

Cartelera de Cine

Ver todos los cines