Crítica de cine: Ghost Rider: Espíritu de Venganza

Más servicios

Noticia

Crítica de cine: Ghost Rider: Espíritu de Venganza

Crítica de cine: Ghost Rider: Espíritu de Venganza

Festi-Cage para enfermos incurables

Nota: -7€ (-9€ si es en 3D)

Lo mejor: que es el primer proyecto que tiene en cuenta que Nicolas Cage está pasado de rosca. Además, su pelo parece en su sitio.

Lo peor: el corte final en plan "nos hemos quedado sin pasta y es lo que hay" es la guinda definitiva de este rico pastel de mierda.

Esto...esto difícilmente es una película. La primera Ghost Rider, dentro de su fecalidad suprema, por lo menos tenía cierto respeto a la base de cualquier historia de superhéroes. Entre las muecas de Cage y los decorados a lo tren de la bruja podía intuirse un intento de asimilar la fórmula que Marvel lleva más de una década explotando en cines. El problema estaba en el tono, demasiado "serio" para el tipo de personaje del que estamos hablando, pero sin entender la seriedad como madurez, sino como simple aburrimiento sobriedad al servicio de un argumento que no dejaba de ser la enésima adaptación de Fausto. Por supuesto, el espeluzante trabajo de su actor principal (Eva Mendes tampoco se quedaba corta), empeñado en encarnar al personaje tras proclamarse fan del mismo, era lo único que el realizador Mark Steven Johnson necesitaba para romper definitivamente su visión convencional del héroe y caer en el ridículo. Ghost Rider 1 era vergonzosa y risible, sí, pero como decíamos, la intención de hacer una película se intuía en su horizonte. Ghost Rider 2 es que no tiene ni horizonte, entendiendo este como límite. Estamos simplemente ante una encadenación de secuencias en las que Nicolas Cage realiza una exhibición de las diferentes formas en las que puede darse una embolia cerebral mientras escupe frases lapidarias y se descojona de todos nosotros.

Y es una pena, porque en Ghost Rider: Espíritu de Venganza se atisba entre tanto desfase una buena idea. La historia, con la profundidad correspondiente a un relato que podría servir igualmente como secuela que como reinicio, se enfoca de lleno en el antihéroe, un hermitaño Johnny Blaze, alejado voluntariamente de la sociedad cual Bruce Banner ante la creciente imposibilidad de contener al demonio que lleva dentro. La excusa para el histrionismo de Cage hasta está bien buscada: en teoría, la perpetua lucha de Blaze contra el Motorista ha llevado al personaje a la locura. Blaze está tan pasado de rosca como el propio Cage, con lo que imaginaros lo que puede salir de un intérprete que tiende a la sobreactuación y que atraviesa su época más excesiva dando vida a un personaje que no tiene freno alguno: el Cageocalipis , vamos.

Leer más sobre Crítica de cine: Ghost Rider: Espíritu de Venganza


Otras Noticias de Cine

El rompecabezas de Arthur Miller

El rompecabezas de Arthur Miller

El cinéfilo desmemoriado goza la ventaja de redescubrir tesoros conocidos...

Cine polaco actual: The Last Family, Satan Said Dance, Los últimos años del artista: Afterimage y Walpurgis Night

Cine polaco actual: The Last Family, Satan Said Dance, Los últimos años del artista: Afterimage y Walpurgis Night

Una de las últimas tendencias actuales del fascinante cine polaco es recuperar personalidades históricas...

Canciones en la filmografía de Sylvester Stallone (I)

Canciones en la filmografía de Sylvester Stallone (I)

El cine de acción suele estar en la cola en cuanto a las preferencias de los pomposos y aposentados...

Cartelera de Cine

Ver todos los cines