Crítica de "Infierno blanco"

Más servicios

Noticia

Crítica de "Infierno blanco"

Crítica de

Si alguien sabe lo que es vivir en el cogollo de la putada, estar abducido por las circunstancias hasta el mismo centro activo de lo que los entendidos llaman "el punto de mierda", ese es Liam Neeson. Auténtico polo magnetizado de problemas, venganzas hacia y desde su persona, infalible atractor fatal de la muerte, Neeson y sus personajes (que podrían ser, circunstancia arriba, circunstancia abajo, siempre el mismo tipo) han desarrollado, a base de cicatrices y tajos en el alma, un estado de serenidad fatalista a medio camino entre el "a mí me pillas, pero preparado" y el " karma is a bitch ". Así que tampoco extraña mucho encontrarlo ahora a merced de los lobos (literal) en este el nuevo juguetito que le ha preparado Joe Carnahan tras regalarle en bandeja el extraño honor de relevar a George Peppard como Hannibal Smith. Fue hace un tiempo y estuvo bien mientras duró. Nos pegamos unas risas y luego para el despioje directos. Porque ahora hay que ponerse un poco más serio y optar a esas cotas de prestigio más elevadas que muchos califican de "estado de madurez".

Al fin y al cabo, esta es una del "género Liam Neeson" solo que depurada al máximo, casi hasta llegar a la médula espinal, al tuétano del suspense, habida cuenta de que esto es más que un polo Flash veraniego: quien fuera adalid de la pirotecnia y la otropedia escénica –el tal Carnahan- parece haber regresado al lado luminoso (origenes sundanceros los suyos), a la austeridad pelada del páramo helado en Alaska, probablemente el mismo que transitaban las gentes que protagonizaban los relatos de Jack London, solo que un poco más encabronados y algo más circundantes al mismo centro del terror forestal: ahí donde los lobos campan a sus anchas, cazan (se nos dice) siguiendo depredatorias conductas organizadas y se meriendan todo lo que se les ponga a tiro de colmillo. Lo que es lo mismo: la naturaleza en su máxima expresión vital. El pez grande se come al pequeño.Y como esto, ya decía, va de un hombre siendo el tipo más badass que se tiene a mano, al final todo el festín va a versar sobre la Eterna Lucha. Esa que enfrenta al hombre con la naturaleza para que, de paso, pueda encararse consigo mismo y con sus propios fantasmas y demonios del pasado. Etcétera.

Leer más sobre Crítica de "Infierno blanco"


Otras Noticias de Cine

La Aventura

La Aventura

Una de las películas más tristes de la historia del cine no tiene muertos ni desgracias ni enfermedades....

La Falsa Medida Del Hombre (1981), De Stephen Jay Gould. Contra El Fuste Torcido De La Humanidad.

La Falsa Medida Del Hombre (1981), De Stephen Jay Gould. Contra El Fuste Torcido De La Humanidad.

"Si la miseria de nuestros pobres no es causada por las leyes de la naturaleza sino por nuestras...

Películas que te llegan al corazón

Películas que te llegan al corazón

Hola a todos,

?ltimamente he estado pensando en qu? pel?culas ver que no sean "da?inas"...

Cartelera de Cine

Ver todos los cines