La nueva emperatriz de China

Más servicios

Noticia

La nueva emperatriz de China

La nueva emperatriz de China

?

En el cine triunfa con pel?culas comerciales e independientes. En la televisi?n arrasa con series hist?ricas. A sus 34 a?os, representa el paradigma del ?xito en la China del siglo XXI: es blanca, rica y bella. Tambi?n ambiciosa. La industria de su pa?s, asegura, no tardar? en plantar cara a Hollywood.

En China es imposible no darse de bruces con Fan Bingbing (Qingdao, 1986). Est? por todas partes. Su esbelta figura sirve para promocionar en vallas publicitarias de toda China tanto ropa deportiva como las mu?ecas de Barbie que llevan su nombre. Su tez de porcelana, labios carnosos y largo cabello azabache son el reclamo perfecto de productos de belleza de diferentes multinacionales. En el cine triunfa con cualquier g?nero, en televisi?n arrasa con las series en las que aparece ataviada con los vestidos de antiguas dinast?as, y en las pasarelas de todo el mundo los dise?adores m?s prestigiosos la invitan a que pasee su elegancia arropada por las creaciones m?s sofisticadas. Por si no fuese suficiente, en la radio suena la voz aterciopelada con la que interpreta sus canciones de pop meloso.

Su vida es un constante frenes?. Es el precio de ser un aut?ntico ?dolo de masas en el gigante asi?tico, donde suma 41 millones de seguidores en la red social Weibo –el ?Twitter chino–, la actriz mejor pagada de China y la cuarta, seg?n Forbes, del planeta. Fan es la ?nica int?rprete no estadounidense de la lista, con unos ingresos que en 2015 ascendieron a 21 millones de d?lares. Su nombre se sit?a tras los de Jennifer Lawrence, ?Scarlett Johansson y Melissa McCarthy y por delante de los de celebridades como Jennifer ?Aniston, Angelina Jolie o Julia Roberts. Sin duda, representa el paradigma del ?xito en la China del siglo XXI, resumido en la popular expresi?n de nuevo cu?o baifumei: blanca, rica, y bella.

A actriz china ha fundado su propia productora, Fan Bingbing Studio, y busca ofrecer pel?culas "distintas".

A pesar de su fama, Fan se muestra sincera, cercana y amable. Pone boca abajo el m?vil, incrustado en una gigantesca funda gris con orejas de conejo y en vibraci?n constante por los mensajes que llegan a trav?s de WeChat, y recuerda que no ha pasado tanto tiempo desde que dejara de ser una adolescente cualquiera. “La primera vez que sent? inter?s por actuar fue con 11 o 12 a?os, cuando vi por primera vez la serie de televisi?n La emperatriz de China. Me pareci? un personaje fascinante y me propuse encarnarlo alg?n d?a”. A pesar de haber crecido en el seno de una familia de militares de la ciudad costera de Qingdao, en la que tanto su abuelo como su padre estuvieron destacados en la Marina, nadie le impidi? desarrollar su talento interpretativo. “Mi padre fue cantante y mi madre bailarina. A ambos les encantaba el arte, pero la Revoluci?n Cultural enterr? sus sue?os de hacer carrera en el mundo del espect?culo. Entienden lo duro que es eso, as? que, aunque los padres chinos no son como los extranjeros, a los que muchas veces se trata como a amigos, siempre cont? con su comprensi?n y apoyo”.

Fan aprendi? a tocar la flauta y el piano de ni?a y con 15 a?os se matricul? en la Academia de Artes Xie Jin de Shangh?i al mismo tiempo que debutaba como actriz. “Aqu?, para tener ?xito, no basta con tener talento y hacer m?ritos. Casi siempre es necesario el guanxi [una expresi?n que se refiere a contactos o relaciones personales]. Pero, cuando yo entr? en la industria audiovisual, mi familia no ten?a guanxi, as? que tuve que correr el riesgo de fracasar. La belleza ayuda, por supuesto, como en cualquier otra parte del mundo, pero por s? sola no es suficiente. Es importante acumular experiencia, trabajar duro y amar lo que uno hace a pesar de las dificultades”.

Leer más sobre La nueva emperatriz de China


Otras Noticias de Cine

La Aventura

La Aventura

Una de las películas más tristes de la historia del cine no tiene muertos ni desgracias ni enfermedades....

La Falsa Medida Del Hombre (1981), De Stephen Jay Gould. Contra El Fuste Torcido De La Humanidad.

La Falsa Medida Del Hombre (1981), De Stephen Jay Gould. Contra El Fuste Torcido De La Humanidad.

"Si la miseria de nuestros pobres no es causada por las leyes de la naturaleza sino por nuestras...

Películas que te llegan al corazón

Películas que te llegan al corazón

Hola a todos,

?ltimamente he estado pensando en qu? pel?culas ver que no sean "da?inas"...

Cartelera de Cine

Ver todos los cines