Crítica de cine: 'Boyhood (Momentos de una Vida)'

Más servicios

Noticia

Crítica de cine: 'Boyhood (Momentos de una Vida)'

Crítica de cine: 'Boyhood (Momentos de una Vida)'

Crecer, aprender, equivocarse y madurar, en directo

Nota: 9

Lo mejor: que nunca habrá otra película igual. Lo peor: que su trama sólo abarca 12 años y no 80

Es imposible no sentirse identificado por lo menos en uno de los fragmentos o capítulos que conforman Boyhood (Momentos de una Vida) , la última y mejor película de ese retratista de lo cotidiano en el que se ha convertido el guionista y realizador Richard Linklater. Y es que, una vez termina esta cápsula del tiempo llamada Boyhood, la trilogía del Amanecer/Atardecer/Anochecer que el cineasta concluyó el pasado año, donde nos contaba la evolución de una pareja a lo largo de 18 años, se queda en un banco de pruebas para esta joya del séptimo arte. El compromiso de todo el equipo durante los doce años en los que se ha dilatado su rodaje se transforma en ese elemento externo y a la vez tan ligado a la propia existencia de la película que la convierte en una hazaña única e irrepetible, capaz de demostrar que aún hay espacio para la vida en el mundo del cine, que Hollywood aún se puede permitir parar la maquinaria de su fabrica de sueños para despertar y abrir los ojos al mundo que le rodea.

Contra lo que pueda hacer pensar el revuelo que ha causado la cinta, Boyhood no es la historia de un Forrest Gump, Benjamin Button o cualquier otro ser excepcional, sino la de un joven normal y corriente (Ellar Coltrane), que vive una infancia y adolescencia tan anodinas y poco especiales como las de la mayoría de nosotros. Así, durante casi 3 horas que parecen la mitad de tiempo, acompañamos al joven Masón desde los 6 años, cuando aún se encuentra asumiendo el divorcio de sus padres (Ethan Hawke y Patricia Arquette), hasta los 18, momento en el que llega la tan ansiada independencia en forma de campus universitario.

Leer más sobre Crítica de cine: 'Boyhood (Momentos de una Vida)'


Otras Noticias de Cine

La Aventura

La Aventura

Una de las películas más tristes de la historia del cine no tiene muertos ni desgracias ni enfermedades....

La Falsa Medida Del Hombre (1981), De Stephen Jay Gould. Contra El Fuste Torcido De La Humanidad.

La Falsa Medida Del Hombre (1981), De Stephen Jay Gould. Contra El Fuste Torcido De La Humanidad.

"Si la miseria de nuestros pobres no es causada por las leyes de la naturaleza sino por nuestras...

Películas que te llegan al corazón

Películas que te llegan al corazón

Hola a todos,

?ltimamente he estado pensando en qu? pel?culas ver que no sean "da?inas"...

Cartelera de Cine

Ver todos los cines