Propaganda ejemplar: Los verdugos también mueren (Hangmen also die!, Fritz Lang, 1943)

Más servicios

Noticia

Propaganda ejemplar: Los verdugos también mueren (Hangmen also die!, Fritz Lang, 1943)

Propaganda ejemplar: Los verdugos también mueren (Hangmen also die!, Fritz Lang, 1943)

Como parte del esfuerzo propagandístico de guerra, el alemán Fritz Lang, a partir de un guión propio escrito en colaboración nada menos que con Bertolt Brecht, dirigió en 1943 esta película que toma como origen para la trama uno de los hechos que, para muchos, resultan más trascendentales para el devenir de la guerra mundial en Europa: el asesinato, el 27 de mayo de 1942, de Reinhard Heydrich a manos de la resistencia checa. Heydrich, segundo de Himmler en las SS, jefe de la Gestapo, director de la oficina de seguridad del Reich, máximo impulsor y organizador de la llamada Solución Final para el "problema" judío en la conferencia de Wannsee, y nombrado por los nazis Protector de Bohemia y Moravia tras la ocupación alemana de Checoslovaquia, es una de las figuras fundamentales del nazismo y de la primera etapa de la Segunda Guerra Mundial, el cerebro de buena parte de las operaciones políticas y militares de Alemania, persona de total confianza de Hitler (de las pocas, realmente, cuya opinión contaba para el canciller nazi) y, posiblemente, también hubiera sido su sucesor y continuador llegado el caso. La película parte de este hecho real para homenajear la labor de la resistencia antinazi en Europa y, en particular, alabar el comportamiento del pueblo checo frente al invasor, su integridad y su valor, recalcando que gracias a su determinación contra el enemigo, y a pesar de la presión de la Cancillería para esclarecer los detalles y hacer pagar a los culpables con toda la crueldad de la que eran capaces los nazis, el asesinato de Heydrich quedó sin resolver, los máximos responsables nunca fueron capturados o acusados del mismo, y el caso tuvo que ser cerrado en falso. Sabido es, además, que Lang, cuya esposa simpatizaba abiertamente con los nazis, huyó de Alemania a toda prisa cuando Goebbels le propuso hacerse cargo de la dirección de la cinematografía alemana, por lo que la película adquiere, en lo personal, una significación adicional que la completa y la enriquece.

La película se construye desde el asesinato: después de un prólogo en el que asistimos a toda la pompa, ridícula y bastante hortera, del ceremonial diplomático nazi con la presentación de Heydrich ante las autoridades alemanas y checas, rápidamente pasamos a los primeros momentos tras el magnicidio, y a la persecución de una figura huidiza que intenta escapar de los soldados que buscan al responsable.

Leer más sobre Propaganda ejemplar: Los verdugos también mueren (Hangmen also die!, Fritz Lang, 1943)


Otras Noticias de Cine

El rompecabezas de Arthur Miller

El rompecabezas de Arthur Miller

El cinéfilo desmemoriado goza la ventaja de redescubrir tesoros conocidos...

Cine polaco actual: The Last Family, Satan Said Dance, Los últimos años del artista: Afterimage y Walpurgis Night

Cine polaco actual: The Last Family, Satan Said Dance, Los últimos años del artista: Afterimage y Walpurgis Night

Una de las últimas tendencias actuales del fascinante cine polaco es recuperar personalidades históricas...

Canciones en la filmografía de Sylvester Stallone (I)

Canciones en la filmografía de Sylvester Stallone (I)

El cine de acción suele estar en la cola en cuanto a las preferencias de los pomposos y aposentados...

Cartelera de Cine

Ver todos los cines