Clásicos de la Palomita: 'Ghost World'

Más servicios

Noticia

Clásicos de la Palomita: 'Ghost World'

Clásicos de la Palomita: 'Ghost World'

Freaks, nerds e inadaptados del mundo, yo os saludo

Posiblemente muchos de nosotros a lo largo de nuestro recorrido cultural hayamos podido encontrar un libro, una obra de arte o incluso una película ante la que hayamos tenido la sensación de sentirnos en cierta forma descritos, ya sea por el contexto del film o por algún personaje que consideramos se nos asemeja en algún aspecto o experiencia de nuestra vida. Es por ello que, a título personal, Ghost World se ha convertido desde la primera vez que la disfruté en una obra de referencia, no necesariamente porque me sienta en la misma tesitura que sus excéntricos personajes, sino porque a pesar de que el relato se encuentre salpicado de toques delirantes, esta pequeña cinta de comienzos de siglo, protagonizada por una Thora Birch recién salida del éxito de American Beauty, plantea un interrogante que hasta el más común de los mortales ha acabado cuestionándose en algún momento: "¿qué demonios hago con mi vida?" . Pero Ghost World va más allá, consiguiendo una reflexión sobre el modo de vida que llevamos e impregnando una imagen desde la perspectiva de una confusa adolescente sobre una sociedad lobotomizada donde el pensamiento individualista no florece.

Estrenada en 2001, Ghost World, a pesar de contar con el respaldo de la crítica en innumerables festivales, fue recibida tibiamente por el público con una recaudación inferior al millón de dólares -su presupuestó se estimó en siete veces más-. La película tiene el sello del norteamericano Terry Zwigoff, conocido por abanderar películas de bajo coste y con temáticas relacionadas con el mundo de los cómics underground entre las que destacan el documental Crumb (1994), sobre la vida del dibujante de Robert Crumb (en la que también colaboró el célebre director de la genial Carretera Perdida , David Lynch), y por supuesto, Ghost World , basada en la novela gráfica para adultos del mismo nombre escrita por Daniel Clowes, responsable junto al propio Zwigoff del guion de la adaptación. Curiosamente, el mayor aporte del director al libreto fue a través del personaje de Seymour , un rol menor en el cómic que en la película adquiere mayor dimensión. El propio Zwigoff afirmó que basó al personaje en parte de sí mismo y que luchó sin cuartel empeñado en que fuera Steve Buscemi y no cualquier otro quien diera vida al patético rol a pesar de las oposiciones del estudio.

El campo de pruebas por el que se mueven los excéntricos sujetos de la función es una ciudad cualquiera de USA, pero bien podría ser cualquier lugar de occidente, donde la forma de vida está establecida de antemano y prefijada a una serie de rutinas y la cotidianidad marca la pauta de la socialización.

Leer más sobre Clásicos de la Palomita: 'Ghost World'


Otras Noticias de Cine

Feud: Bette and Joan

Feud: Bette and Joan

Tal como explicamos en un artículo anterior, el prolífico creador televisivo Ryan...

Vuelve el mejor cine italiano a Barcelona

Vuelve el mejor cine italiano a Barcelona

Barcelona vuelve a convertirse en una plataforma privilegiada del cine italiano con la VI edición...

Stranger Things 2

Stranger Things 2

Un artículo de Mike Sanz.

Ha pasado un año de los sucesos del demogorgon...

Cartelera de Cine

Ver todos los cines